PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

El Patrimonio Arquitectónico de Orihuela del Tremedal, es inmenso y variado.

Todo el conjunto del pueblo de Orihuela es señorial, monumental y debió de serlo mucho más antes de que el General Henriot lo mandará incendiar en 1809. Todavía hoy se respira en el ambiente ese espíritu hidalgo, que Orihuela poseyó en su mayor época de esplendor.

Empezando por la parte más baja del mismo encontramos la plaza del ayuntamiento, una plaza con carácter abierto que ha servido desde sus inicios como lugar de reunión para los habitantes, en ella se encuentra uno de los edificios más importantes del municipio, El Ayuntamiento casa consistorial del siglo XVI, que cuenta con la estructura típica de los edificios civiles de la Sierra de Albarracin y el cual destaca por su importancia ya que en 1696 se redactan en su Salón de Sesiones las Ordenanzas de la Comunidad de Albarracín.

Paseando por sus calles encontramos el reflejo de su esplendoroso pasado, siendo uno de los pueblo más señoriales de la sierra de Albarracin, con grandes casonas como la de los Fernández Rajo o los Franco Pérez de Liria que cuentan con excelentes ejemplos de forja.

Orihuela nos va descubriendo su pasado a medida que nos adentramos en ella, y nos muestra su importante pasado, su caracteristica arquitectura, sus fachadas en las que hierro, la madera y la piedra nos acercan a los tres elemteos principales de las construcciones serranas y ases principales en la evolución economica del municipio.

Descubrimos entre su patrimonio su iglesia parroquial, dedicada a San Millan de la Cogolla muestra de ese poderío económico del que gozo en el siglo S.XVIII, siendo esta construcción uno de los ejemplos más bellos y mejor conservados del barroco de la Provincia de Teruel.

El patrimonio de Orihuela, une presente y pasado, haciendo de ella un lugar único y merecedor de ser disfrutado.


Share This